Señor Director:

No todo ha sido fácil en la historia del pueblo sirio. Desde 1967, luego de la Guerra de los Seis Días, el Estado de Israel mantiene una ocupación militar en territorio sirio en la zona de las Alturas del Golán, haciendo caso omiso a la resolución 242 del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, que plantea “la retirada del ejército israelí de todos los territorios ocupados”, misma resolución que la Autoridad Palestina exige que el gobierno israelí respete, desocupando los territorios palestinos ocupados desde la misma fecha.

Libertad, justicia e igualdad son derechos básicos en cualquier tipo de sociedad que aspira a que la llamen democrática. Por esto mismo, y con fuerza, debemos condenar a todo gobierno que viole de alguna manera estos conceptos. La tortura y el asesinato de civiles sirios no se pueden tolerar y se deben aplicar las sanciones más drásticas contra el gobierno que las ejerza, en este caso la dictadura de Bashar Al Assad.

No podemos mantenernos en silencio. El pueblo sirio, al igual que el pueblo palestino, merece vivir en libertad e igualdad. Sabemos que el pueblo palestino tiene un ocupante extranjero y el pueblo sirio sufre un ataque sin precedentes de parte de sus mismos gobernantes. Ambos hechos son totalmente condenables y repudiables.

Fernando Manzur Freig
Presidente
Unión General de Estudiantes Palestinos de Chile

*Carta publicada en el diario La Segunda, martes 29 de mayo

 

0 Comentarios

Se el primero en dejar un comentario.

Deja un comentario